VIP HENRY AVILA

A toda velocidad.

Fotografía Rubén Alfú

Por Marilina Vergara

Lo que más disfruta Henry Avila Herrera siendo el gerente general de Ferrari es la relación personal que establece con sus clientes. Y en su caso, esta no es una frase más de mercadeo. Antes de que un cliente potencial tome la decisión de comprarse uno de estos imponentes autos, ha sostenido varios minutos de diálogo con Avila, habrán compartido más de un café y almorzado otras tantas. Ciertamente que él posee las cualidades adecuadas para tejer estas amistades: domina el arte de la conversación, conoce al detalle su producto y sabe cómo fortalecer la pasión que despierta un Ferrari.

Después de haber sido banquero, corredor de bolsa y rector de una universidad, llegó a esta empresa de autos de lujo a mediados de 2015.

Vive la marca con intensidad, compara la experiencia de conducir un Ferrari con pasar un tiempo a solas con el terapeuta: “Es un momento donde tus sentidos se complementan con el carro de una manera muy personal. Es difícil de explicar a alguien que no lo ha vivido”, dice.

Respeto, amor y pasión son los valores que trasmite el símbolo del caballo en dos patas que Avila representa tanto en Panamá como en Colombia, dos mercados en los que observa claras diferencias. El panameño “es un mercado más abierto, con una experiencia muy importante en carros de lujo, por tratarse de una economía dolarizada, las ventajas en términos adquisitivos son más favorables para nuestros clientes”.

Avila ha notado que “el crecimiento importante que ha tenido la economía panameña en los últimos años ha permitido estimular a muchos sectores de la economía, incluido el automotriz”.

Por otra parte, observa que en Colombia “la marca es conocida desde hace muchos años, pero allí hay un tema económico centrado en un proceso de devaluación del peso y otros aspectos inherentes al entorno que hacen que, en los últimos años, se haya desacelerado considerablemente la economía”.

Ferrari es una marca con una gran simbología que este año celebra 70 años en el mercado, una edad respetable para un auto que siempre tendrá espíritu joven. El primer recuerdo que tiene Henry Avila de un Ferrari es de cuando era muy chico y su padre le mostró en una revista “una foto de un Ferrari lindísimo color rojo”; a esa edad no sabía qué modelo era, “pero con el tiempo y mi recuerdo intacto, supe que se trataba de un F250 GTB”.

Cuando no está en el showroom de Ferrari en Punta Pacífica, seguro está en la buena compañía de algún cliente, si no, se le puede encontrar practicando tenis.

 

Tienes que leer:

Hublot que conmemora el 70º aniversario de Ferrari

 

Comentarios

También tienes que leer

ESTAS SON LAS CANCIONES MÁS POPULARES DE JOSH GROB... El cantautor estadounidense, Josh Groban, ha logrado con tan solo cuatro de sus producciones como solista una certificación multi-platino. Además, en ...
LOS 20 DE LOS RABANES Hace más de un siglo que la marca Fila fue creada en Italia para darle una opción de estilo sofisticado a los deportistas, especialmente a quienes pra...
CONOCE A LAS ANGELITAS JOSEPHINE Y ROMEE OCEAN DRIVE: ¿Quién es tu Galantine este año y qué le vas a dar a ella? Romee Strijd: Mi Galantine es mi hermana menor que está en Holanda. Le enviar...