CONOCE UN POCO SOBRE EL SAXOFONISTA MARCO PIGNATARO

Por Marilina Vergara
Fotografías: Cortesía de Panamá Jazz Festival

El  saxofonista Marco Pignataro es el Director ejecutivo del Berklee Global Jazz Institute (BGJI), un proyecto en el que trabaja junto a Danilo Pérez desde 2009.

Este compositor y educador, originario de Bolonia, Italia, ha compartido escenarios con artistas como Eddie Gómez, Joanne Brackeen, Danilo Pérez, George Garzone, John Patitucci, Rufus Reid, Kenwood Dennard, Antonio Sánchez, Ben Street, Billy Drummond, Billy Hart, Víctor Lewis, Clark Terry y Jon Faddis , entre otros.

Pignataro también ejecuta y realiza giras internacionales con varios grupos musicales, incluyendo el Marco Pignataro Jazzet y el Quinteto de Eddie Gómez.

Se ha desempeñado como director y cofundador del Departamento de Música de Jazz y del Caribe y como presidente del Departamento de Saxofón Jazz en el Conservatorio de Música de Puerto Rico.

Este músico se presentará en el Panamá Jazz Festival el próximo viernes 19 de enero a las 8:00 pm en El Ateneo, Ciudad del Saber.

¿Cómo nace un jazzista en Bolonia, Italia?

Desde los años 60 en Italia hemos tenido una presencia muy particular del jazz porque muchos de los artistas más grandes iban a Europa en el verano y pasaban por Italia. Siempre ha habido una tradición de jazz muy grande en Italia y ahora es súper fuerte.

Cuando era joven era parte del ambiente de los jóvenes estar expuesto a esta música, el jazz no estaba tan fuera de la cultura italiana como uno pudiera pensar; todos los artistas del jazz americano hicieron muchos conciertos en el verano, ellos tenían más reconocimiento en Europa que en el mismo Estados Unidos, sobre todo los artistas de color que, en Italia, en Francia y en Dinamarca eran ídolos.
La presencia del jazz en Italia siempre ha sido muy fuerte, claro, no es la música más escuchada, pero sí ha estado muy presente. Y en este momento, en Italia el jazz ha llegado muy alto, porque ya hay escuelas y en Bolonia en particular, por ser la ciudad de la primera universidad del mundo, con mucha historia, mucha cultura, muchos de mis amigos tocaban y tocan aún, hay mucho ambiente de jazz.
Claro que, cuando yo estudié con músicos locales, esta música no había llegado, tampoco a las escuelas, en el conservatorio estudié música clásica y en un momento decidí irme a Estados Unidos porque quería estudiar jazz formalmente.

¿Qué caminos te llevaron a la música?
El músico que más me impactó en aquellos años y del que aún soy muy fanático es el saxofonista estadounidense Stan Getz. Era súper famoso, mi papá tenía un disco de él, fue uno de los primeros que hizo fusión con la música brasileña y cuando era pequeño recuerdo escuchar este disco de él con João Gilberto y ese sonido se me quedó grabado en el oído, todavía lo escucho, y esa fue una de las primeras y grandes inspiraciones para mí en el jazz.

Antes tocaba música rock y como a los 15 años esa música (jazz) me empezó a sonar muy familiar sin saber por qué y ese saxofonista fue como mi puerta de entrada y después descubrí todo lo demás, pero él me enamoró de esta música.

¿Qué es el jazz?
Para mí el jazz no es un estilo musical, es una expresión artística que tiene como ideal el querer tener un espíritu de creatividad y libertad. Es una música que tiene una tradición musical muy específica; la historia del jazz tiene grandes maestros, que son todos una referencia, pero todos ellos tocan muy distinto entre sí, no es simplemente un idioma que uno aprende, es una visión artística de expresión que se aprende a través de mucha práctica y de escuchar mucho a los grandes maestros, pero también es importante desarrollar tu propia forma de interpretación. En el jazz el artista pone su individualidad al servicio de la creatividad a través de la improvisación junto con otros músicos. El jazz es una forma de democracia, de expresión, de libertad, es mucho más que un estilo de música, es casi una cultura en sí.

¿Cuál es la principal lección que le transmites a tus estudiantes?
Para ser un músico de jazz hay que dedicarle mucho tiempo, porque los artistas que han venido antes de nosotros han dejado un legado muy profundo, una música extremadamente linda y rica pero también compleja, con mucho conocimiento armónico, mucha influencia africana y mucha apertura a todo lo que es creativo. Para prepararse, el estudiante tiene que estudiar la tradición pero también debe crear su propia individualidad, porque, si uno se limita a estudiar lo que han hecho los otros músicos, la música muere, ya que sería una reproducción de algo que ya se ha hecho.

Prepararse para ser músico jazz es muy difícil por esta ambivalencia entre el pasado y el futuro y tu forma de hacer una aportación. El problema es que los músicos que nos han precedido han dejado un legado increíble y a veces el estudiante se pierde en esa ambivalencia entre el pasado y el futuro y no se encuentra y nosotros, como profesores, nuestro deber es guiarle en ese camino de encontrarse a sí mismo, a la vez que estudia la música que lo ha precedido.

Nos podría hablar de Almas antiguas, el trabajo que próximamente estarás presentando…
Está basado en un punto de vista personal, emotivamente, con lugares, personas y cosas que amo. Es un CD romántico, tan romántico como puede ser el jazz, en el sentido de que hay una conexión muy personal con la música que voy a presentar. Desde el punto de vista musical, últimamente he estado en la búsqueda de encontrar un sonido que viene de la música mediterránea, la música latina, la música clásica, pero a través del jazz, con el sonido, la armonía y la sensibilidad del jazz porque, al final, eso es lo que soy. Y con mucha atención a la melodía, que para mí es muy importante, y que en el jazz se ha perdido un poquito. Como músico, resueno mucho eso, y como italiano, nosotros crecemos con la tradición musical muy melódica desde la música clásica, la música de ópera y la música popular y es algo fuerte para nosotros. He realizado una búsqueda de melodías muy fuertes, muy lindas, me gusta mucho la melodía, las canciones con letras de amor, la parte cultural, tomar eso y ponerlo en un contexto de música jazz.

Temáticamente las composiciones están basadas en vivencias muy personales.

¿Son composiciones propias?

Sí, hay composiciones mías y hay algunos arreglos de canciones como por ejemplo Alfonsina y el mar, un clásico de la música argentina; hay otra canción napolitana muy linda…el discurso es muy coherente, te das cuenta cuando escuchas el disco que, aunque no todas son composiciones mías, todas las composiciones que busco y que arreglo tienen mucha relación con el tipo de música que escribo y es ese sentir de querer expresar emociones muy personales. A veces pienso que alguna música jazz puede ser un poquito fría y mi forma de expresar el jazz es muy personal, está muy relacionada con mis vivencias personales. Así es como siempre ha sido.

Mi primer disco Sofia’s Heart está dedicado a mi hija, que tiene un defecto en el corazón y ha pasado por tres cirugías. En este (Almas antiguas) creo que exploro aún más esa parte que me inspira a poner mi emociones en la música.

¿Cuáles son esas vivencias personales que exploras en Almas antiguas?
Exploro un concepto universal del que cada vez me doy cuenta más y más cuando viajo alrededor del mundo. Nosotros tenemos conexiones con personas que a veces acabamos de conocer y no necesariamente esa conexión tiene que ser de tipo romántico, a veces es de amistad. A veces nos encontramos con personas que sentimos que las conocemos de toda la vida y es una emoción muy particular porque no te la puedes explicar, cómo puedes tener una conexión con una persona que acabas de conocer y sientes un nivel de afinidad y confianza tan grande. Y para mí ese es el concepto de Almas antiguas, cuando te reconectas con seres que probablemente has encontrado en otras vidas o en otra experiencia universal que no podemos entender, pero es algo muy común entre mucha gente, es una experiencia de vida que te toca muy personalmente porque no la entiendes. Como yo viajo mucho me ha pasado, no mucho, pero cuando pasa lo sientes y es muy fuerte.

¿Qué importancia tiene el programa del Berklee Global Jazz Institute para el desarrollo de la música?

Danilo Pérez, que es el director artístico y yo, como director ejecutivo, hemos estado trabajando desde el 2009 con un nuevo concepto que es muy revolucionario en el campo de la pedagogía porque, aún estando en el ámbito académico, queremos crear una experiencia a los estudiantes que sea muy cercana a la experiencia de vida de los músicos una vez que salen de la universidad. Entonces los llevamos alrededor del mundo, les damos mucha mentoría, mucho acceso a artistas, no solo catedráticos, sino gente que está tocando en este momento, por ejemplo, en una semana puedes tener a un gran artista que llega de París o de Nueva York, los ponemos en contacto con la vida de un músico. Entendemos que eso tiene un efecto importante en el tipo de músico que formamos porque salen con un entendimiento y con una sensibilidad artística muy afinada, muy desarrollada.

¿Cómo conociste a Danilo Pérez?

Lo conocí hace más de 10 años, cuando él vino a Puerto Rico yo estaba dirigiendo el Programa de Música Jazz y Caribeña en el Conservatorio de Música de Puerto Rico, Danilo ofreció unos conciertos pero también estaba trabajando en la parte educativa. Yo fui a verlo, nos conocimos, nos conectamos y desde entonces hemos estado súper cercanos. Empezamos a tocar juntos en ese momento, él empezó a ver el trabajo que yo estaba haciendo en el Conservatorio, yo empecé a ir al Panamá Jazz Festival desde su tercera versión y he visto este proyecto crecer. Desde 2009 hemos estado juntos en el Global Jazz Institute, hemos hecho un equipo, desarrollando todo el programa.  

¿Cómo ha sido trabajar con Danilo?

Trabajar con Danilo es muy interesante porque lo que hace funcionar nuestro equipo es nuestra manera de ser, que somos muy distintos pero nos complementamos. Mi concepto como director ejecutivo es poner en práctica toda la visión artística de Danilo y Danilo tiene esa creatividad muy muy alta y siempre está como volando y yo tengo que hacer que todas esas ideas se concreticen en algo que tenga coherencia y un fundamento práctico. Ese es mi trabajo administrativo, el cual me gusta hacer y Danilo, como gran artista que es, tiene ideas muy innovadoras y a veces difíciles porque, claro, hay que ponerlas en práctica. Trabajamos como dos cocineros haciendo inventos nuevos y es un equipo muy particular, hemos trabajado súper bien en todos estos años.

En el Panamá Jazz Festival estará tocando junto a usted el saxofonista panameño Carlos Agrazal…
Sí, un saxofonista muy bueno y fue mi estudiante cuando yo era director en Puerto Rico, yo lo audicioné en Panamá y él vino a estudiar conmigo en Puerto Rico y se graduó del Conservatorio de Música de Puerto Rico y ahora está haciendo cosas muy lindas en todo el mundo, así que va a ser una reunión muy linda, muy sentida para mí, por eso lo quise invitar porque hace tiempo que no hemos compartido musicalmente y para mí tiene un significado muy particular.  

Este año el Panamá Jazz Festival  cumple 15 años, has estado en la mayoría de sus versiones, cómo has visto la evolución de este evento?

Este es un festival que trasciende la música y trasciende hasta a Panamá porque se convierte en un momento de congregación en el que la música abraza valores, ideas, ideales y se comparte entre los músicos, artistas jóvenes, estudiantes y el público. Eso no es muy común en los festivales, uno normalmente va, toca y regresa, pero el Festival en Panamá siempre ha tenido un efecto social y educativo muy muy grande, es un ejemplo de cómo la música puede llevar a la gente a conectarse de una manera muy profunda que no es solamente un entretenimiento, sino también educación, cultura cívica y en la parte de socializar y congregarse, es casi como ir a la misa. (risas),

Si quieres ver videos de Marco Pignataro entra aquí 

Tienes que leer:

CONOCE TODOS LOS RECINTOS DONDE SE REALIZARÁ EL PANAMA JAZZ FESTIVAL

FALLECE ACTRIZ DEL ELENCO DE LA NOVICIA REBELDE

 

 

Comentarios

También tienes que leer

ESTA ES LA LISTA DE LOS NOMINADOS SAG AWARDS 2018 En esta temporada de premios ya hemos visto varios acontecimientos relevantes, uno de ellos fue la campaña Time up en donde todas las celebridades se ...
LLEGA LA CUARTA EDICIÓN DEL DÍA DE LAS BUENAS ACCI... Gracias al impulso de la Fundación Judío Panameña (JUPÁ), B’nai B’rith de Panamá y Voluntarios de Panamá con su plataforma “Ponte en Algo”. El domingo...
LECTURAS PARA EMPEZAR EL AÑO Hemos regresado a nuestra rutina y la lectura es una parte importante de nuestro día a día. Por eso, hemos elegido cinco libros de distintos géneros y...