Receta: dulce en ricas pelotitas

 

.- Receta cortesía de KitchenAid

Los buñuelos son uno de los postres más antiguos del mundo. Seguramente tu mamá y abuela disfrutaban de comerlos juntas, ya que nadie se resiste a su delicioso olor de recién horneados.

Por años fueron un postre tradicional del norte de África y España, pero desde su llegada a Latinoamérica, han adaptado sabores y olores distintos que lo han convertido en un platillo representativo de todas las cocinas en la región. Por ejemplo, hay personas que lo prefieren con relleno de chocolate o natilla, pero si tu mamá es un poco más tradicional, te sugerimos que utilices la mermelada como relleno para complacerla.

Si se te antojó y no quieres perder la oportunidad de expresarle a tu mamá el gran cariño que sientes por ella: KitchenAid te comparte una receta para que la prepares con ayuda de su nuevo Mini Centro Culinario, el cual te ahorrará tiempo y hará más sencilla su preparación. Además, te puedes reunir con otros integrantes de tu familia para hacerla y es aún mejor si tienes niños a tu alrededor, ellos seguro estarán encantados de hacer las pequeñas bolitas de masa.

Buñuelos de pimienta negra con mermelada de mora

Receta para aproximadamente 40 buñuelos

Ingredientes:

  • Aceita de girasol para freír
  • Azúcar granulado para polvear

Mermelada

  • 600g de moras, frescas o congeladas
  • 600g de mermelada
  • Jugo de ½ limón
  • 30 granos de pimienta negra, ligeramente triturados

Masa de buñuelos

  • 500mg de harina de fuerza
  • 40g de azúcar en polvo de oro
  • 1 cucharada de miel
  • 12g de sal fina
  • 15g de levadura fresca (mantenerlo lejos de la sal)
  • 4 huevos
  • Piel de ½ limón
  • 150g de agua tibia
  • 125g de mantequilla salada ablandada
  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida

   

Preparación:

  1. Comience con la mermelada. Coloque un platito en el refrigerador. Revise las moras, descartando hojas o ramitas.

  1. Coloque las frutas en una cazuela para mermeladas o en una cacerola de fondo pesado con la mermelada, el jugo de limón y los granos de pimienta. Cocine a fuego medio hasta que hierva, luego le baja a fuego lento por 15 minutos.

  1. Retire el platito del refrigerador, agréguele una cucharada de la mermelada y regréselo al refrigerador por un minuto. Empuje la mermelada en el plato con un dedo, si se arruga, esta lista. Retire la cazuela y pon a un lado.

  1. Para hacer los buñuelos, agregue los siguientes ingredientes a bol del Centro Culinario Mini: harina, azúcar en polvo de oro, piel de limón, agua, levadura fresca y la pimienta. Gire la velocidad a 8 hasta que la masa empiece a formar una bola y no se pegue al borde.

  1. Ahora baje la velocidad a 5 y agregue lentamente la mantequilla suave, una pieza a la vez, hasta todo este incorporado y la masa este brillante, lisa y muy elástica cuando tires de ella.

  1. Cubre la masa y déjala fuera hasta que duplique en tamaño. Esto tomara aproximadamente 2 horas, dependiendo de lo caliente que este la cocina.

  1. Retire la masa y coloque en el refrigerador durante la noche.

  1. Coloque el aceite de girasol para freír en una cacerola grande, de fondo pesado, y ponlo a fuego medio. Utilice un termómetro de cocina para calentar el aceite a 180C (o 350F).

  1. Retire la masa de la nevera y enróllela como en una salchicha – idealmente enrollar en una tabla o superficie de mármol o en una superficie fría. Cortar en porciones de 18g, enrollando cada uno en una pelotita.

  1. Agregue ligeramente aceite y harina a dos bandejas grandes para hornear. Alinea las pelotitas a través de las bandejas, dejando espacio entre medio ya que se expandirán. Cubre suavemente con film transparente y dejar por 4 horas hasta que duplique en tamaño.

  1. Utilizando una espátula engrasada, agregue los buñuelos una por una al aceite caliente. Asegúrate de no pegarlos mucho y darles vueltas uniformemente hasta que estén dorados, lo que debe de tomar un minuto en cada lado.

  1. Agregue el azúcar granulado en una bandeja profunda. Coloque los buñuelos en la bandeja de azúcar mientras estén calientes y grasosos, sacudiéndolos para cubrir cada buñuelo en azúcar.

  1. Una vez que se enfríen, haz un corte pequeño pero profundo en el lado de cada buñuelo. Llene una manga pastelera con la mermelada y rellene cada uno con la mermelada. Se come mejor caliente.

 TIENES QUE LEER:

Libros de cocina que debes tener (porque han sido premiados)

Desayuna como reina, pero una reina fitness

Comentarios

También tienes que leer

REGRESA LA TINY WINEY SARIL CHRISTMAS ALE Navidad es sinónimo de celebración. Casa Bruja y La Tapa del Coco saben muy bien lo que esto significa, por eso han presentado la Tiny Winey Saril Chr...
¿QUÉ REGALAR A LOS AMANTES DE LA COCINA? - Cortesía de KitchenAid ¿Qué regalarles a los apasionados de la cocina que lo tienen todo? Es la constante pregunta haciendo de las compras navid...
SEIKO SALTA DE LA MUÑECA A LA BARRA DE CÓCTELES En 2010, el reloj mecánico Seiko inspirado en el glamour de un bar de cócteles y diseñado especialmente para el mercado japonés, comenzó a atraer la a...