Todo sobre La Gala del Festival de Jazz

Con rigurosa puntualidad abrieron las puertas del Teatro Anayansi en Atlapa para dar inicio a la alfombra roja de la Gran Gala del Festival de Jazz 2016. Pero, al parecer, el código de vestimenta no estaba muy claro para el público y, los que no lucían vestimenta formal, prefirieron entrar por una segunda puerta que, al final, fue la que dio entrada masiva a los asistentes.

12417592_1124112660933925_5454248637519142527_n

El show inició con un solo de Danilo Pérez, era su forma de darle la bienvenida al invitado de la noche, Danny Rivera, quien apareció con traje blanco sin corbata y su característica bufanda, que se la dejó abierta. Interpretó un tema en inglés y al final del mismo se acercó al pianista panameño y le tiró un beso en señal de cariño y agradecimiento. “Es un sueño, no saben ustedes la alegría que nos da que estén con nosotros en este sueño”, dijo el cantante puertorriqueño.
Después de interpretar un boleto, se dirigió nuevamente al público: “Esas manitas que vi por primera vez, hace mucho tiempo, y ahora tengo la alegría de estar con él”, se refería a una presentación previa en la que compartió escenario con un joven Danilo Pérez.
A continuación cantó “Usted”, de Armando Manzanero y el público lo acompañó en todo momento haciéndole el tan apreciado murmullo coral con que sueña toda artista en escenario.

 12494883_1124112494267275_204779103661401947_n

“¿Qué les pareció?”, preguntó Pérez al público. “Quién lo iba a decir que tantos años después de esa presentación en el Nuevo Panamá…imagínate que en ese entonces hubieras dicho ‘saquen a ese muchacho de aquí’”, le preguntó el jazzista a Danny Rivera, recordando esa primera prestación juntos.

Luego invitan al escenario a John Patitucci (contrabajo) y a los chicos del Berklee Global Jazz Institute para que Rivera interpretara “No hay distancia”.

1914540_1124112537600604_4288903120607711736_n

Más adelante, el cantante ofreció otro tema cuya letra decía “recuerda mi bien lo que tú y yo soñamos siempre para nuestro amor. No puedo más, siento q mi alma se desgarra pues le faltan las caricias y los besos de otro amor”.

Pero uno de los puntos más nostálgicos de la noche fue cuando cantó su clásico “Dos amantes”, que fue coreado por todos. Y después, otro de sus temas inolvidables: “Amada amante”.

La noche de la gala del Festival de Jazz continuaba con la presencia del violinista Joshue Ashby y otros músicos como Oscar Cruz (percusión) y Nikki Campbell (percusión) quienes acompañaron al invitado especial a cantar otro bolero, “Obsesión”, que le da nombre a su más reciente disco.
Después de los quince minutos de intermedio, se llevó a cabo el acto de entrega de las Llaves de la Ciudad a Randy Weston, el artista homenajeado por el Festival.

“Este señor es una leyenda viviente que confirma que Panamá es uno de los tesoros escondidos del jazz, thanks you maestro Andy Weston”, expresó Danilo Pérez.

12523905_1124112697600588_5921836662443093412_n

The Pan-American Detroit Big Band llenó la sala del Anayansi con su potencia musical. Este proyecto es una colaboración entre músicos panameños, de Detroit, Wayne State College y el Berklee Global Jazz Institute y juntos suenan fenomenal. Interpretaron “La leyenda de Bayano”, una composición de Danilo Pérez que tiene una duración de más de 30 minutos y que fue estrenada en el Festival de Jazz de Detroit 2015.

Esta melodía de extensión considerable daba espacio para algunas improvisaciones, a esa conversación que se da entre los instrumentos en medio de una ejecución y que se llama jazz.

1917913_1124112584267266_8061997641583029614_n

Danny Rivera salió de nuevo para cantar con la orquesta de Detroit un tema cercano a los panameños, “Historia de un amor”, cuya letra es de Carlos Eleta.

Pero una letra que nos identifica aún más fue lo que Pérez llamó “la sorpresa de la noche”, y fue “Patria”, en la voz de Rivera, y mientras cantaba, se agitaban entre el público algunas banderas de Puerto Rico.

“Black is beaitiful”, compuesta por “la voz nacional de Puerto Rico” siguió en el repertorio del artista que no contuvo las lágrimas de la emoción. De inmediato, ofreció un tema de corte más animado que apuntaba “Yo quiero un pueblo que ría y que cante, yo quiero un pueblo que baile en las calles”.
Al cierre, el público pedía “otra” y aunque Danilo Pérez insistía en que ya era el momento de despedirse, el que lo hizo cantando y bailando fue Danny Rivera.

También te puede interesar: PANAMÁ Y SUS MIL POLLERAS

Comentarios

También tienes que leer

Consejos para tener la mejor fiesta de Halloween ¿Quieres tener la mejor fiesta de Halloween de todas?, ¿quieres matar de miedo a tus invitados?, aquí te traemos las mejores ideas para decorar tu cas...
5 RAZONES PARA COMENZAR TU MAÑANA TOMANDO MATCHA Y... - Cortesía de KitchenAid Seguramente has escuchado “matcha” en muchas recetas, ¿pero sabes qué es? El matcha, es un polvo producido de las hojas d...
¿QUÉ TAL COSTA RICA? Ya se acercan los días patrios o los feriados de noviembre. Depende del cristal con que se miren. Si perteneces al segundo grupo y están planeando una...